DEPILACIÓN LÁSER


La Depilación Láser consiste en la eliminación del vello por medio de energía lumínica. Esta energía lumínica es absorbida por la melanina presente en el vello y destruye el folículo piloso sin afectar a la piel, consiguiendo que el vello no vuelva a aparecer.

Las distintas características de tu pelo y piel, más o menos pigmentada y con una dermis más o menos gruesa, nos indicará la intensidad apropiada para el tratamiento.

Durante una sesión de láser es normal notar cierta molestia en forma de quemazón, pinchazos o leve dolor. Una vez terminada la sesión se observa la zona levemente enrojecida y ese eritema puede persistir en las próximas 24 horas.

Existe pocas limitaciones en la depilación láser como que no se puede depilar el vello canoso o es difícil eliminar el vello fino y claro.

El número de sesiones necesarias para la completa eliminación del vello a través de la depilación láser depende siempre de cada paciente y su fototipo de piel, tipo de pelo, cantidad de vello en la zona a tratar, respuesta del láser, etc.

Además, no tienes que preocuparte por el precio o número de sesiones, ya que todos nuestros tratamientos de depilación láser son a precio cerrado e incluyen todas las sesiones necesarias durante 3 años.